Cambiado al nacer: Levantamiento



Hay un momento en Uprising, Cambiados al nacer El muy esperado episodio de ASL, donde todo lo que hace Daphne es abrir una puerta. Algo que todos hemos hecho miles de veces. Algo en lo que rara vez pensamos dos veces. Pero cuando algo tan inocuo como abrir la puerta de la cocina de Kennish causa una extraña conmoción entre el resto de su familia, una conmoción tomada desde la perspectiva de Daphne, una que no puede entender porque nadie se comunica con ella al respecto, rápidamente se vuelve claro. que para Daphne, incluso algo tan simple como abrir una puerta puede estar plagado de dificultades ocultas como alarmas antirrobo no escuchadas.

Quería destacar este pequeño momento no porque sea innovador dentro del universo del programa (en realidad es una buena devolución de llamada a momentos tan tempranos como el piloto), sino porque es un dispositivo de narración tan poderoso y uno que el programa nunca usa en exceso, guardándolo solo para el momento adecuado para hacer que cuente. En un episodio narrado íntegramente desde una perspectiva sorda, este pequeño momento sigue siendo el recordatorio más poderoso de que, aunque es posible que no escuchemos ningún diálogo, nunca podremos entender realmente cómo se siente Daphne en ese momento. Es algo que Melody les dice a sus alumnos en el episodio, pero nunca se procesa por completo para la audiencia oyente hasta que vemos la confusión en el rostro de Daphne cuando abre la puerta, la forma en que todos se mueven a su alrededor pero ignoran su confusión (hasta que Toby finalmente firma misericordiosamente para explicar lo que está pasando), y la forma en que Daphne internaliza tan obviamente en el momento cómo siempre será diferente, incluso dentro de su familia normalmente muy comprensiva.



El truco aquí es que este es solo un pequeño momento en un episodio archivado con ellos, enterrado dentro de una serie construida a su alrededor. Cambiados al nacer es ese raro programa que tiene las herramientas para hacer cosas que nada más en el panorama televisivo actual puede hacer, hablar sobre un segmento de la población casi completamente ignorado por la cultura pop dominante, y hacerlo todo sin sudar. Puede ser difícil para un programa hacer un episodio especial específico como este y que no se sienta como un truco, pero el lenguaje de señas y la exploración de la experiencia de los sordos está tan arraigado en el ADN del programa que después de los primeros minutos de el episodio, estaba tan absorto en la historia que casi olvidé que no había diálogo vocalizado.

películas de hombre delgado en orden

Esta no es una crítica del episodio; de hecho, es precisamente lo contrario. Uprising es muchas cosas a la vez: una mini lección de historia, un estudio de personajes, un microscopio cultural, pero nunca deja de ser terriblemente convincente. Lo que hace que funcione es que no es un especial extraescolar cursi lanzado a la mitad de la temporada de la nada; es la culminación de la narrativa de toda una temporada, que ha sido fundamental en la calidad renovada de la segunda temporada. En la primera temporada, Carlton era solo un jugador de fondo, simplemente un lugar donde Daphne y Emmett fueron a la escuela. Al llevar a Carlton al frente esta temporada, el espectáculo creó más que una ubicación completamente nueva. Básicamente creó un nuevo personaje, y Uprising se trata de lo que sucede cuando ese personaje se estira hasta su punto de ruptura.

G/O Media puede recibir una comisión

Cepillado de lujo
Mode es el primer cepillo de dientes con carga magnética y gira para acoplarse a cualquier toma de corriente. La experiencia de cepillado es tan lujosa como parece, con cerdas suaves y cónicas y un temporizador de dos minutos para estar seguro de que llegó a todas las grietas de sus muelas.



Suscríbete para 0 o compra por 5 en Mode

Carlton se presentó a principios de esta temporada a través de su nuevo programa piloto para llevar a los niños oyentes a la antigua escuela para sordos, un movimiento que al principio simplemente parecía una manera fácil de poner a Bay bajo el mismo techo que Daphne y Emmett en un día a día. base de días. Sin embargo, se convirtió en un examen reflexivo del abismo cultural y experiencial entre los niños sordos y oyentes, y los recursos cada vez más escasos para los sordos en nuestro sistema educativo actual. Con la votación de la junta escolar para cerrar Carlton y dispersar a los estudiantes sordos entre las escuelas principales de todo el distrito, queda claro de inmediato que estos niños no solo están perdiendo un lugar para aprender. Están perdiendo un lugar donde pueden sentir que pertenecen, un lugar donde pueden interactuar con personas que comparten sus experiencias y un lugar donde finalmente pueden sentirse seguros.

Pero donde la junta escolar se equivocó fue que no contaban con que los niños se defendieran. En un guiño agradable y abierto a la exitosa Universidad de Gallaudet protestas de 1988, Daphne organiza su propia ocupación de Carlton, con el objetivo de que la junta escolar revoque su decisión de cerrar la escuela. Los niños están más que dispuestos a esperar adentro hasta que obtengan lo que quieren, y sus demandas son sencillas (mantener a Carlton abierto y sordo, sin castigar a los niños que participaron en la protesta). Es el proceso de pedir estas demandas lo que resulta ser mucho más complicado de lo que cualquiera de ellos esperaba. Quieren mantener a Carlton sordo, pero ¿cuán sordo? ¿Es la enfermedad de Meniere de Noah suficiente para que cuente? Bay no es sorda pero está luchando por su escuela. ¿Se le permitirá asistir si los manifestantes obtienen lo que quieren? ¿O está luchando por una causa en la que sus compañeros ni siquiera creen que debería involucrarse en primer lugar? Las opiniones de dos personas no son 100% iguales, lo que crea una tensión agradable incluso entre los niños que en la superficie son muy similares.

Ojalá fuera Navidad hoy sábado por la noche en vivo

Sin embargo, no importa lo que piensen los compañeros de clase de Bay, el momento de verdadera importancia aquí para Bay es lo que piensa Daphne, y ahí es donde el episodio realmente brilla. Las reservas de Daphne con respecto a la participación de Bay y Kathryn en Carlton se han ido acumulando lentamente durante semanas, y estalla aquí cuando finalmente le admite a Bay que no cree que pertenezca a Carlton en absoluto. Comprensiblemente, Bay está herida por esto, y enfatiza que defiendes a la familia sin importar nada. Es la palabra que la familia Bay usa aquí, y es una elección de palabras que se siente simultáneamente deliberada e inevitable por parte del programa. Daphne y Bay se han convertido poco a poco en familia sin que se lo verbalicen nunca, y aquí solo sale a la luz en el peor momento, cuando Bay está más herida y vulnerable.



Este es un momento que probablemente afectará en gran medida la relación de las chicas en el futuro, pero no hay tiempo para detenerse aquí más allá de este momento fugaz y fantástico. El estado de ánimo de la escena se rompe, junto con el hechizo silencioso del episodio, con una inclinación de cabeza de Bay. Ella escucha sirenas acercándose, y justo cuando ella comienza a escucharlas, nosotros también. Son estas sirenas, junto con la entonación audible y asustada de Bay de la frase Los policías están aquí, lo que hace que tanto los niños como la audiencia vuelvan a la realidad al mismo tiempo.

Porque aunque este episodio existió en su propia pequeña burbuja silenciosa, comprometida con ilustrar el valor de Carlton mostrando a los estudiantes construyendo un mundo donde todos firman y todos los entienden, la verdad es que estos niños no viven en ese mundo. Viven en el mundo real, un mundo lleno de pruebas y luchas que conlleva ser diferente de la corriente principal, y ahora deben aprender a casarse con esos dos mundos nuevamente, sin importar lo que finalmente suceda con la policía y Carlton.

Carlton es el lugar que hace que el resto del mundo sea mucho más fácil de soportar para ellos.

Observaciones perdidas:

¿Qué es dos chicas una taza?